Tres enfurruñamientos, tres ridículos y tres mentiras del alcalde en un mismo pleno

Fue pillado con trolas para eludir su obligación de dar explicaciones sobre el Arts y atribuyéndose en prensa y redes propuestas de otros grupos.

1
José Julián Mena se delata como alcalde mentiroso

El alcalde cautelar de Arona, José Julián Mena, se enfurruñó tres veces durante el pleno celebrado el jueves 29 de julio en el auditorio de Los Cristianos porque hizo tres ridículos monumentales al ser pillado en tres mentiras descaradas.

En realidad mintió más de tres veces, pero a las claras fue dejado en evidencia en tres ocasiones fácilmente demostrables, porque el pleno fue grabado.

PRIMERA MENTIRA:

No hay investigación judicial abierta ni secreto de sumario ni nada que justifique su negativa a dar explicaciones sobre el expediente del centro comercial Arts & Style (aunque intentó hacer creer que sí).

La mentira más sonada del alcalde expulsado del PSOE fue la que soltó a dúo con su portavoz sobre los motivos por los que se niega a comparecer en comisión informativa para dar explicaciones sobre el expediente del Centro Comercial Arts. Se está escondiendo porque sabe que la debe.

Resumen rápido de antecedentes:

A principios de mandato Mena y algunos allegados suyos trataron de boicotear la concesión de licencia a ese centro comercial. El entonces concejal de Urbanismo socialista Luis García y el arquitecto jefe de Urbanismo descartaron saltarse la legalidad para cumplir el capricho del alcalde. Ofendido por ese desplante (y por algunos más), Mena acabó expulsando a Luis García del grupo de gobierno. También apartó del área de Urbanismo a su jefe técnico (aunque ha vuelto a su puesto por orden judicial).

Para intentar salir airoso del escándalo (sin reconocer nunca las órdenes de boicot a ese proyecto ni el motivo de las mismas), vinculó a García a una inventada trama de corrupción en torno al Arts. Aunque en público la trama no la cuenta él directamente, sino sus esbirros de confianza y varios periodistas y medios de comunicación a los que unta con cuantiosas sumas de dinero público en concepto de publicidad.

Pero digan lo que digan Mena y su clan, Luis García no tiene nada que ocultar. Así que pidió en pleno una comisión de investigación municipal en torno a ese expediente. Y, además, solicitó que el alcalde (que es también responsable de Urbanismo) compareciera en comisión informativa para dar explicaciones a la corporación sobre los pormenores de ese centro comercial. Ambas propuestas fueron aprobadas hace meses con los votos de la parte socialista avalada por el PSOE (ya saben, la liderada por Dácil León) y de todos los concejales de la oposición. El alcalde y su mini gobierno trataron de impedir ambos acuerdos, pero al gobernar en absoluta minoría, muy a su pesar, no se salieron con la suya.

Desde entonces Mena se ha ido escondiendo tras cualquier excusa que se le ocurre para no activar la comisión de investigación ni comparecer dando explicaciones formales sobre ese tema. Curioso que quien acusa no quiera dar explicaciones y quien es acusado sí. Salvo si se tiene en cuenta que es el acusador el que miente y teme ser descubierto.

La mentira descubierta ayer:

Su excusa inventada de ayer fue que que el expediente del Arts está judicializado. Y que en base a no sé cuantas leyes y reglamentos, no puede o no debe comparecer hablando de ese tema para no interferir en la causa o investigación judicial o de Fiscalía.

Sabedor de que el alcalde y su portavoz estaban mintiendo, García pidió aclaración de la secretaria general del Ayuntamiento. Y Mena se negó tajantemente. Es más, se puso chulo, levantó la voz y llamó al orden a Luis por su insistencia.

Luis estaba a punto de levantarse para abandonar la sala en señal de protesta, y entre otros concejales, también yo. Pero Mena le dio la palabra a la portavoz del PP, Águeda Fumero, para intentar pasar a otro punto, y ella reiteró la petición de Luis: que hablara la secretaria para aclarar ese confuso asunto.

El alcalde intentó negarse. Hasta que no le quedó más remedio que permitir que la secretaria interviniera (estaba vulnerando un derecho de los cargos públicos de la corporación). Y claro, por algo no quería que tomara la palabra: la secretaria desmontó las excusas de Mena dejándole en absoluto ridículo.

La secretaria confirmó que en el Ayuntamiento no consta ninguna notificación de causa judicial abierta en torno a ese expediente ni nada que impida que el alcalde comparezca para hablar del tema. Hay una petición de información pericial, pero eso no basta para que Mena pueda eludir su obligación legal de dar explicaciones sobre el citado expediente.

Pueden ver el acalorado rifirrafe llevando el cursor del vídeo hasta 1 hora 48 minutos.

La pregunta que queda en el aire al desmontarse la mentira de Mena: ¿Por qué evita dar explicaciones sobre ese expediente? ¿A qué tiene miedo?

SEGUNDA MENTIRA:

Se atribuyó en prensa y en su cuenta de Facebook un plan de obras impulsado por el grupo oficial del PSOE y los grupos de la oposición.

Durante el pleno de ayer se aprobó la dotación presupuestaria para la redacción de los proyectos necesarios para poder ejecutar el plan de obras aprobado en el pleno de junio por valor de 6,1 millones de euros. El plan de obras se financia con cargo al remanente de tesorería del Ayuntamiento y fue propuesto por los ediles socialistas que lidera de Dácil León, por Luis García y por los grupos de la oposición. O sea, por toda la corporación aronera salvo el mini gobierno de Mena.

Pues antes de que acabara la sesión plenaria, el gabinete de comunicación que el alcalde paga con fondos públicos lanzó una nota de prensa atribuyéndole a él ese plan de obras. Entre las falsedades de ese comunicado emitido en nombre del Ayuntamiento (que casi nada la desvergüenza), consta que por fin salía adelante el plan de obras que la oposición y ediles socialistas habían bloqueado y que él se había comprometido a sacar adelante.

Como la mentira trascendió en prensa antes de que acabara el pleno, la portavoz del PP le pidió explicaciones públicamente por el descaro de atribuirse el trabajo de otrxs.

Respuesta de Mena al ser pillado mintiendo: silencio con gesto enfurruñado.

Pueden ver ese acuerdo a partir del minuto 37 del vídeo del pleno. Y el reproche que descubrió la mentira del alcalde a las 2 horas 48 minutos.

Por cierto, en ese post publicado antes de que acabara el pleno, aparece una foto de la sesión plenaria de ayer. ¿Mena se dedica a escribir en redes mientras preside un pleno? ¿O no es él quien escribe los post de su cuenta personal de Facebook?

TERCERA MENTIRA:

El clan de Mena se atribuye la puesta en marcha de un punto de vacunación para Arona aprobado ayer en pleno a propuesta de Coalición Canaria.

Y sin terminar de digerir el bochorno (ni él ni el resto de la sala, que estábamos sudando por vergüenza ajena), intervino asombrado el portavoz de CC, José Ramón Rodríguez, diciendo que no sabía que trabajara para Mena: se acababa de publicar una nota atribuyéndole al alcalde la propuesta de solicitar un punto de vacunación en El Mojón.

El acuerdo fue adoptado a instancias de Coalición, no del alcalde. Hay que tener morro para presumir públicamente arrogándose las propuestas de otros.

Respuesta de Mena: otro silencio enfurruñado.

Pueden ver este tercer ridículo del alcalde a las 2 horas 49 minutos del vídeo.

Y le dio tiempo a agravar aún más su monumental ridículo al insistir para que el el portavoz de CC dejara el tema y pasara de una vez a su segunda pregunta. Estaba tan obtuso por saberse pillado en tres trolas y haber sido llamado mentiroso a la cara y en público, que ni siquiera pillaba la reiterada aclaración del edil de CC de que no quedaban más preguntas.


LAS OTRAS MENTIRAS DE LA SEMANA:

Por si alguien abriga dudas sobre lo mentiroso que es Mena (y sobre lo obsesionado que está con aparecer en medios atribuyéndolo logros aunque no sean suyos), esta semana ha habido otros dos ejemplos claros:

Uno, atribuyéndose las subvenciones al taxi que fueron aprobadas a propuesta de Luis García. Y otro, dándole la vuelta a la nota de las concejales de Servicios Sociales sobre el plan extraordinario de subvenciones destinadas a paliar los efectos de la Covid. Así lo cuentan ellas, que son quienes gestionan el área social desde 2015. Y el menismo lo cuenta quitando a las edilas de la foto y dando a entender que se trata de una mera actualización de los convenios que ya había.

1 COMENTARIO

Deja un comentario