Felipe Campos intenta amedrentar a la edila Puri Martín por hablar de sus audios comprometedores

El abogado que proponía operaciones urbanísticas junto a la hermana del alcalde, estima calumnioso que se hable del tema

0
Pura Martín, concejal Arona

Pura Martín, concejal de Servicios Sociales, Fiestas y Mayores del Ayuntamiento de Arona, ha comparecido hoy a un acto de conciliación imposible planteado por el abogado Felipe Campos como supuesto paso previo a una querella “criminal” (entrecomillado porque él lo ha dicho así).

Este alega sentirse agraviado por un supuesto delito de calumnias que ni Puri, ni Arona al Rojo, ni otros concejales, ni los abogados que hemos consultado logramos identificar.

¿Cuál sería la calumnia? ¿Decir que Felipe Campos hizo algo que en realidad sí hizo? ¿Hacerse eco de que un medio publique que hizo algo que es cierto que hizo? ¿Mencionar las grabaciones que prueban que hizo lo que hizo?

La ofensa de Campos guarda relación con un artículo en Arona al Rojo y con un post en nuestra página de Facebook sobre sus andanzas urbanísticas con la hermana del alcalde de Arona, José Julián Mena. Y con un vídeo grabado por Arona al Rojo en el que Puri valora y opina sobre la influencia de esas andanzas en la ruptura del gobierno socialista de Arona al trascender en una reunión de gobierno los “comprometedores” audios que las sacaron a la luz.

¿Por qué es imposible avenirse a la conciliación planteada por Campos? Entre otras cosas, porque los argumentos que esgrime contra la concejal son un absoluto sinsentido. 

Afirmaciones ciertas y demostrables

En la notificación y propuesta de conciliación atribuye a Puri acciones de otras personas. Le pide que se retracte de comentarios y afirmaciones que además de ser ciertas, son fácilmente demostrables. Plantea que Puri haya podido hacer declaraciones inducida por otras personas, poniendo en entredicho su autonomía y su capacidad de criterio. Hasta parece vislumbrarse su pretensión de que la concejal incriminara al edil Luis García atribuyéndole una inexistente divulgación de audios.

O sea, Campos pretendía que Puri desmintiera afirmaciones y comentarios que en realidad son ciertos; que pidiera disculpas públicamente por comentarios y acciones realizadas por otras personas en el blog y la página de Facebook de Arona al Rojo, que dijera algo así como que le agravió sin querer porque en realidad fue manipulada para decir lo que dijo.

Una de las cosas que nos asombran, es que la publicación de Facebook que enlazaba a un post de Arona al Rojo (y que parece ser lo que más ha ofendido a Campos) fue compartida, entre otras personas, por varios concejales. Pero Felipe Campos solo se siente aludido por la compartición de Puri. Qué raro, ¿no?

¿Por qué solo va contra Puri?

Igual pensó que Puri es fácil de amedrentar, y por eso solo ha ido contra ella. Igual la ha cogido como arma de escarmiento para lanzar el mensaje de que embestirá contra cualquiera que se atreva a hablar de sus manejos político-urbanísticos en Arona (tema que da para hablar mucho, por cierto).

O igual intenta perjudicarla como cargo público, para darle a Mena una excusa para cesarla.

Porque esa es otra: Puri es una de las concejales socialistas mejor valoradas en las encuestas. Mantiene sus áreas de gobierno, pero está viviendo un infierno político por los continuos bloqueos y zancadillas que recibe por parte de ciertos concejales del gobierno que intentan perjudicarla. ¿Se estará sumando Felipe a ese juego? No sería tan raro, porque de hecho ha intentado mediar con algunos concejales socialistas críticos con Mena para que vuelvan a su regazo (a ver si decir esto también le ofende).

Si es así y Felipe Campos o sus afines creen que Puri es débil y fácil de amedrentar, está muy pero que muy equivocado. 

50.000 euros y un 5% de edificabilidad

Y otra cosa: quien dice verdades no tiene nada que temer. Y le guste o no, es cierto que se reunió con empresarios y propietarios de suelo de Arona acompañado por la hermana del alcalde. También es verdad que en esa reunión que propuso celebrar él mismo, les ofreció una operación urbanística de reclasificación de suelo. Que criticó y vertió sospechas graves contra el exconcejal de Urbanismo Luis García. Y que lanzó elogios al alcalde dando a entender que les une una buenísima relación (con su hermana delante) y que eso facilitaría la operación urbanística que proponía.

Además, es cierto que pidió un pago de 50.000 euros y una comisión del 5% de la edificabilidad de la operación si la misma salía adelante.

Ni Arona al Rojo, ni Puri Martín, ni Luis García, ni la mitad del gobierno que se tiró las manos a la cabeza al descubrir esas andanzas tenemos por qué callar algo que, además de ser cierto, consideramos escandaloso. Algo que, además, detonó en gran medida la fractura del gobierno socialista de Arona y que, un año después, tiene sumido al municipio en una situación de desgobierno.

En principio, lo escandaloso, como matizaba Puri en el vídeo en el que habló sobre este tema, no es que Felipe Campos pida pasta por gestionar operaciones urbanísticas, sino que lo haga acompañado por la hermana del alcalde.

Y también es un escándalo que cuando Luis García informó al gobierno de lo que estaba ocurriendo, el alcalde se molestó con él alegando que debía haberle informado a solas, en secreto. No le gustó que aquello trascendiera delante de todo el equipo de gobierno afectado por el comprometedor proceder de su hermana a dúo con Campos.

Es más, a día de hoy no consta que haya abierto ninguna investigación ni pedido explicaciones a Campos y a su hermana sobre sus ofrecimientos de reclasificación urbanística.

¿Hasta Campos se asusta de lo que hizo?

Si será escandaloso y preocupante lo que pasó con el alcalde, su hermana y Felipe Campos, que hasta Felipe se asusta al ver escrito el relato de sus andanzas. Aunque de ahí a una calumnia contra él…

A todo esto, Felipe Campos no asistió al acto de conciliación. Asistió en su nombre una compañera de su procuradora. Puri podía haber pasado de ir, pero optó por acudir por responsabilidad, porque como cargo público siente que debía dar la cara y porque no tiene nada que ocultar.

Por cierto, Campos remitió la propuesta de conciliación imposible al domicilio particular de Puri. Lo suyo era haberlo hecho en el Ayuntamiento. ¿Dónde consiguió sus datos? ¿Otra estrategia amedrentadora, en plan ‘sé donde vives’? ¿O una demostración más de que tiene contactos para acceder a información privilegiada, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Arona?

Deja un comentario